Cuba, la isla del ron

havana-club

Un trago de un buen ron cubano será siempre una de las excelentes maneras de que cualquier festejo se convierta en un disfrute del espíritu y del cuerpo, porque beber ron, si no se exagera, concede categoría cultural al hacer un brindis; aún más que la cerveza, propiciando la diversión y la algarabía.

A Cuba se la conoce como la Isla del ron gracias a la excelente combinación de caña de azúcar, un clima caribeño favorable a su crecimiento, un suelo fértil y un saber hacer único de los maestros roneros cubanos.

De los inicios…

El origen se remonta a 1493, pues en su segundo viaje a América, Cristóbal Colón trajo los primeros plantones de la caña de azúcar. En un inicio fueron los aborígenes quienes descubrieron sus virtudes, al exprimir los tallos para tomar el dulce jugo. Los marineros, los aventureros y los habitantes de Cuba solían usar esta excepcional caña de azúcar para elaborar un jugo fermentado y la tafia (el antepasado del ron).

Más tarde el trapiche, las refinerías y los ingenios trabajados por esclavos africanos se encargaron de multiplicar la producción. Ya a fines del siglo XVI Cuba era considerada la reserva azucarera del mundo.

La calidad mejoró radicalmente a partir de 1800 con la introducción de alambiques de cobre y con los primeros intentos de envejecimiento. Estas innovaciones se las debemos a Pedro Diago, conocido como el padre del ron cubano, quien tuvo la idea de almacenar los aguardientes en tinajones de barro enterrados.

Ya en la segunda mitad del siglo XIX nació la producción de un ron más ligero y refinado, conocido como ron superior. Este ron fue desarrollado a peticiones de la Corona de España, que quería un ron más delicado capaz de satisfacer el paladar de los cortesanos. El Ron Superior es el padre del ron cubano actual: excepcional, ligero, seco, suave y delicado, tanto si se bebe sólo como en cóctel. Su popularidad fue tal que en 1860 ya había más de 1000 destilerías en Cuba.

¿Cómo se toma el ron cubano?

Primero, lo primero. En Cuba existe un ritual: al abrir una botella de ron se echa el primer chorro al suelo y se dice pa los santos.

El ron cubano se bebe de dos formas: solo al strike o mezclado con otras bebidas. Son numerosos los cocteles que se pueden crear a base de ron cubano: desde los más populares como el mojito, daiquirí y cubalibre, que se encuentran dentro de los 15 mejores tragos del mundo, del Old Fashioned, Gin & Tonic al Manhatan, hasta otros no tan conocidos como el habana beach, mary pickford, caipiríssima, flamingo, bahama mama, entre otros.

mojito-cubano
Mojito cubano

Ron cubano, ¿añejo o blanco?

El que más sabores tiene es el ron oscuro, debido a su largo tiempo de añejamiento, de ahí la popular frase mientras más añejado, mejor. Es por eso que es recomendable beberlo solo o con uno o dos cubos de hielo (el hielo picado se usa solo para los cocteles). Sería algo inadecuado mezclar con otras bebidas estos ejemplares de alta gama.

Por su parte, el ron blanco es el más adecuado para ligarlo con refrescos o jugos. Además, es el protagonista de las creaciones de los bármanes cubanos.

Lo que sí es importante saber, es que no todos los tipos de ron cubano se beben de igual forma. Ya sea ron añejo, blanco, dorado o gran reserva, se recomienda una u otra manera de beberlo, según las características específicas de cada uno de ellos.

En la isla del ron

Ya sea Havana Club, Santiago de Cuba, Arecha, Legendario, Mulata, Guayabita del Pinar, Matusalén, por solo mencionar algunos, presiden celebraciones, encuentros amorosos y otros momentos felices e incluso en algunas regiones acompañan al difunto en su velorio. Además de formar parte indisoluble de la práctica de la religión afrocubana y la mesa del dominó.

El ron es un elemento unido a la identidad cubana. Cada una de las marcas existentes sintetizan de una forma u otra la esencia de Cuba: tierra de un calor abrazador y un amor por el baile y la música que sorprende a cualquier visitante.

Te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *